Cuando das el primer paso como emprendedor te asaltan muchas dudas y en ocasiones te sientes solo.
¿Esto funcionará? ¿Generaré ingresos suficientes?

Emprender requiere de energía y ganas, además de una visión, misión y valores.

Por eso he desarrollado una guía práctica del Mentoring, para establecer una buena relación y obtener los resultados que buscamos en el proceso de creación, validación y desarrollo del negocio de mis mentorizados.
(Puedo enviarte la guía completa si tienes interés en contar con mi apoyo como mentora en tu proyecto emprendedor)

Voy a destacar sólo 3 elementos que me parecen relevantes.

Lo primero que vas a obtener cuando tienes un mentor es acompañamiento.
Aprender es sencillo en esta Era que vivimos, donde la información está a golpe de clic.

Hay cursos por todos lados, y en muchas ocasiones está todo “enlatado”, que está genial porque la grabación te da acceso a la formación cuando tú quieras, pero no hablamos de eso. Hablamos de que una persona de carne y hueso te acompañe en el proceso. No sólo te explique cómo hacerlo sino que lo haga contigo, acompañándote en el camino.
Y hay veces que sólo sentir esa mano cercana dispuesta a escucharte y guiarte te da la solución a los retos que encontrarás en tu camino emprendedor.

El mentor asesora y actúa como soporte emocional.
El mentor asume la responsabilidad de orientar a su mentorizado en las necesidades de aprendizaje y en las áreas de desarrollo que él mismo defina. Para ello, el mentor puede actuar como consejero, maestro, entrenador, modelo, promotor, asesor o guía, ayudando incluso al mentorizado, si es preciso, a encontrar y tener acceso a otros expertos adecuados.
Es importante ser respetuoso, sin prejuicios y escuchar activamente, sin condicionar al que habla, para entender bien los problemas y poder ayudar mejor a resolverlos.
Otra característica necesaria de un buen mentor es ser leal, de confianza, y no traicionar las confidencias que llegan a hacer los mentorizados.
Se trata de favorecer el apoyo práctico al mentorizado a través de la experiencia, el conocimiento y el apoyo emocional.

Lo segundo que vas a lograr es impulso.
Un mentor va a potenciar lo mejor de ti. Desempeña una intensa labor para el desarrollo del mentorizado porque amplifica tus pensamientos y te ayuda a reflexionar sobre tus propias ideas y a establecer conclusiones.
Un buen mentor aporta puntos de vista basados en su experiencia y conocimientos.

Y lo tercero que obtendrás es claridad de visión y metas a alcanzar.
Cuando adquieres un compromiso contigo mismo y lo materializas en una relación de mentoring, estás dando un paso que fortalece la consecución de tus metas.

En ocasiones se hace difícil ver unos cuantos pasos más allá de dónde estamos, y la visión desarrollada por el mentor va a aportar una mirada externa que te complementa, una mirada basada en la experiencia y el conocimiento del camino.

Es importante acordar objetivos concretos y elaborar un plan de acciones para lograrlos. Ésta es la razón de ser del proceso de mentoring. Se deben marcar objetivos específicos, medibles, moderadamente arriesgados y orientados a resultados.

 

EL MENTORING
NO es ofrecer ideas u opiniones superficiales.
ES ayudar a encontrar el camino adecuado para conseguir los objetivos del mentorizado.
NO es una relación jerárquica.
ES una relación de refuerzo mutuo.
NO es un proceso rígido.
ES un proceso complejo y flexible

 

“El emprendimiento es el vehículo con el que los soñadores logran sus propósitos en la vida”

¡Elige la vida que quieres vivir y atrévete a lograrlo!

 

Te invito a contactar conmigo pinchando aquí  y valorar cómo puedo ayudarte.

¡Un gran abrazo emprendedor!

Seguro que has reflexionado sobre el precio que tienen tus horas de trabajo…

Dime algo: ¿qué prefieres?

¿Ganar por horas trabajadas o por productividad? 

Venimos de un modelo aprendido donde se valoraban las largas jornadas de trabajo, donde estar muy ocupado era percibido como una marca de éxito profesional.
Pero esto pertenece a una mentalidad obsoleta, porque se atribuye el éxito a la cantidad de horas trabajadas, no a la productividad que pueden exprimir de las horas de trabajo.

Maximizar tu horario es trabajar de manera más inteligente y eficiente, no más difícil ni más duro.

No se trata de cubrir un horario por cumplir, se trata de rentabilizar el tiempo que emplees, hagas lo que hagas, se trata de ser más productivo.

Los modelos que buscan las personas de negocios exitosas es el modelo de rentabilizar el tiempo que empleas en tu trabajo.
Casi todas las personas de negocios exitosas que conozco, encuentran formas de trabajar menos y de una manera más inteligente, en lugar de
trabajar más y hacerlo más duro.

De hecho, por observación, deduzco que quienes se sienten obligados a trabajar demasiadas horas a la semana en sus negocios, son en realidad emprendedores que han puesto demasiado capital en inversión y tiene riesgo de perder, sienten el peso de tener que sacarlo  adelante. Esto les convierte en esclavos de sus empresas, y no es muy diferente a ser un empleado bien pagado

 

Trabajar inteligentemente para liberar tiempo.

¿Tus horas de trabajo tienen precio? ¿En cuánto valoras tu tiempo?

Si tu objetivo es vivir con más libertad de la que tienes ahora te interesa ponerte a aprender conceptos diferentes a los que sabes ahora, aprender habilidades que te van a dar una perspectiva nueva.
Si lo que quieres es vivir con tiempo y dinero debes aprender a generar ingresos que no dependan de tus horas, ingresos que generas con un
sistema sin que tú tengas que estar presente.
Y debes aprender a generar ese sistema. Porque el sistema es lo único que te va a permitir tener ingresos y tiempo libre de calidad.
Porque si no tienes tu propio sistema creado, todo va a depender de ti y entonces, aunque tengas un negocio propio, tú serás el sistema, y entonces podrás tener dinero pero no tendrás tiempo.

 

¿Quieres vivir con tiempo y dinero?
Entonces debes construir un sistema que trabaje para ti.
La razón del porqué las personas luchan financieramente es porque nadie nos enseñó cómo funciona el dinero de verdad, y no es culpa tuya, es así como funciona y está diseñado.
Lo que sí es nuestra responsabilidad ahora es aprenderlo.

Ya te nombré a Robert Kiyosaki, cualquier emprendedor de la Nueva Economía lo conoce, y para ver en más detalle que es esto de crear un sistema que trabaje para ti, vamos a entender las 4 únicas formas de generar ingresos que existen:

Para esto te recomiendo la lectura del libro ” El cuadrante del flujo del dinero” 

En él te describe cuáles son los valores y mentalidad de los 4 tipos de ingresos, que son:
Empleado, Autónomo, Dueño de negocio e Inversionista. E-A-D-I

El empleado y el autoempleado cambian su tiempo por dinero, y si estás leyendo esto es porque nos interesan las otras formas de generar ingresos, ¿verdad?.

Te dejo un resumen animado pinchando aquí.

Después de entender cómo funciona este cuadrante, sólo nos quedaría encontrar el sistema más adecuado para lograr las metas deseadas.

Si tienes una Idea debemos empezar por validarla con las herramientas y metodologías más adecuadas que disponemos, diseñar a conciencia el modelo de negocio y pasar a la acción.

Si te animas a emprender en el “cuadrante D” me encantará guiarte y servirte de ayuda.

Puedes reservar una Consultoría gratuita en la página de contacto de mi web o pinchando en este enlace.

 

Un abrazo emprendedor.

De todos es conocida la situación del mercado laboral, y hoy no vamos a descubrir la importancia de tener tu propio plan B.

Tanto las administraciones como organizaciones y universidades, están promoviendo y apoyando el emprendimiento.

Hoy vamos a ver porqué emprender, porqué conocer más opciones para generar ingresos.

Sea cual sea tu situación actual, lo importante ahora es que sepas donde quieres estar en el futuro y cómo quieres vivir de aquí en adelante.

Si quieres tener el control de tu futuro para vivir con tranquilidad económica debes aprender algo que no nos enseñaron .

Ahora mismo puedes estar en una de estas dos situaciones: empleado o autónomo.

Piensa en algo: nuestros padres vivieron una época en la que si conseguían un buen empleo podían jubilarse y vivir bien.

Y según esos principios fuimos educados en “hijo, estudia y búscate un buen empleo”. Nos enseñaron lo mejor que supieron, con la información y las circunstancias que ellos tenían.

Pero como bien sabes, ¡esto ya no es así! Y hay razones claras por las que sabemos que nada volverá a ser como antes.

La crisis covid-19 ha acelerado los acontecimientos que se iban a producir en 10 años y resulta que el futuro ya llegó al 2020.

Vamos a observar 3 razones que impulsan el emprendimiento:

1.- Hay una inflación académica en el mercado laboral y eso hace que según la ley de oferta y demanda, se produce una “devaluación  salarial”. El pago por el valor de un profesional ha devaluado su precio. Nunca antes en la historia hubo tantas personas tan bien formadas académicamente. Incluso en ocasiones algunos “esconden” parte de su CV para lograr un empleo, triste pero cruel realidad.

2.- Por otra parte la tecnología está cambiando la manera en la que se desarrollan muchas de las profesiones, la robótica, la inteligencia artificial, la nanotecnología, el internet de las cosas, servicios en la nube…han hecho que las cosas cambien a una velocidad de vértigo, algunos están preparados para estos cambios, otros no.

Internet cambió definitivamente la manera de funcionar, tanto en nuestra vida personal como en la profesional.

3.- El outsourcing es una práctica cada vez más habitual.

Las empresas prefieren subcontratar y externalizar servicios. Los emprendedores encuentran aquí múltiples formatos de colaboración, dando servicios puntuales a empresas que lo necesitan, evitando así los costes fijos de empleados. Una razón más para emprender tu propio desarrollo profesional.

 

Te hago una propuesta: visualizate de aquí a 5 años haciendo lo que haces ahora y observa la vida que vas a tener si sigues haciendo lo que ahora haces.

Simplemente reflexiona como los cambios externos pueden influir en tu vida y cómo vas a sentirte ante ellos.

Ejercicio: investiga en Google el futuro de tu profesión, de tu negocio o tu actividad laboral. Mira el desarrollo en 5 años.

 

Tenemos un gran reto en nuestra sociedad.

Adaptarnos a los continuos cambios y saber aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías e Internet.

 

Puedes consultar:

Ángel Bonet. Libro “El Tsunami tecnológico”

Ángel Bonet s experto en innovación e impacto social con más de veinticinco años de experiencia en el área. El estudio que recientemente ha publicado la Fundación Marqués de Oliva le sitúan como una de las 25 personas más influyentes en el Tercer Sector.

 

Andrés Oppenheimer. Libro ¡Sálvese quien pueda!

Andrés Oppenheimer es periodista, escritor y conferencista argentino que reside en Estados Unidos y ha participado en varios foros internacionales. Ha sido incluido por la revista Foreign Policy en español como uno de los “50 intelectuales latinoamericanos más influyentes”

 

Sólo me queda animarte a emprender tu propio plan B, y si en algo puedo ayudarte cuenta conmigo. Ser Mentora de Emprendimiento y Negocios Digitales me da el privilegio de poder ayudarte.

Si crees que un curso puede impulsarte, te invito a registrarte  en mi curso online gratuíto, dónde aportamos mucho contenido de valor que te ayudaré a clarificar conceptos. También puedes ponerte en contacto conmigo y solicitar una consultoría gratuíta en mi web mariajesusvallejo.com

¡Un abrazo emprendedor!

 

 

 

El acelerador de tu desarrollo personal y profesional son las Sof Skills.

Si eres un emprendedor ya lo has comprobado, porque sin estas habilidades blandas ya hubieras dejado de serlo, y seguramente tu carrera como emprendedor te ha llevado a desarrollarlas. (Te animo a prestarles más atención de ahora en adelante).

Y si eres una persona que busca mejorar sus condiciones laborales trabajando por cuenta ajena, es primordial que lo tomes en cuenta, porque estas habilidades te darán una mayor capacidad a la hora de elegir la empresa para la que quieres trabajar.

Como siempre digo: tomemos consciencia de la importancia de la autoeducación. Nunca somos “producto terminado”. Los cambios tan veloces que se están produciendo en el mercado profesional, ponen al descubierto la creciente importancia de una educación continua, coherente y humanista.

Cuando menos es curioso que, en la Era Digital que vivimos, las habilidades blandas tengan cada vez más relevancia y sean un factor determinante a la hora de alcanzar el éxito.

Quizá hayas sido testigo de personas que alcanzaron un mayor éxito que otros que tenían mucha más formación académica. Incluso puedes haberte encontrado que personas con varias titulaciones estén dirigidas por otras, que no tienen titulaciones, pero poseen altas capacidades y habilidades personales.

Podemos pensar a priori que en la era de la tecnología lo mas importante es desarrollar conocimientos técnicos que nos capaciten (hard skills) y es cierto que son importantes los conocimientos, pero la diferencia entre una carrera exitosa y otra que no lo es tanto, está en las habilidades blandas.

Las grandes empresas ya no buscan sólo las habilidades técnicas a la hora de reclutar personal, cada vez hacen más hincapié en diferenciar el talento que adquieren teniendo en cuenta el factor diferencial que suponen las Habilidades blandas o Soft Skills.

Son las que te garantizan el mejor desarrollo profesional con los conocimientos que tienes.

El trabajo es una parte importante en la vida de cualquier persona, tanto por el tiempo que nos ocupa como por las satisfacciones personales que nos reporta. Aprovechemos que están de moda los valores que nos enseñaron nuestros abuelos, las que ahora se llaman “soft skills”

Vamos a ver algunas de las más destacadas:

Habilidades blandas o transversales (Soft Skills)

Habilidades de Comunicación

Trabajo en equipo

Adaptación al cambio

Gestión del tiempo

Capacidad de negociación

Gestión de conflictos

Liderazgo

Y dentro de cada una de ellas hay varios temas que pudiéramos tratar, porque hay tantas habilidades y valores como personas.

Se trata de potenciar los puntos fuertes de cada persona y ponerlos al servicio de los demás, tanto en tu propio negocio (si es tu caso) como en la empresa para la que trabajas.

Busquemos el equilibrio de Hard y Soft Skills para ser más productivos y más felices en nuestros entornos profesionales.

 

Las Universidades ya están tomando conciencia de la importancia del desarrollo de habilidades transversales que capaciten a sus estudiantes.

En este artículo Universia habla de La importancia de las Soft Skills en el mercado laboral.

Y se están desarrollando programas que integran, de manera holística, todas las vertientes del ser humano.

Es precisamente la educación en estas capacidades y otras habilidades blandas, lo que yo considero una de las tres patas fundamentales en el desarrollo de cualquier modelo de negocio exitoso, según menciono en el Método CONECTA3

 

 

 

 

Una de las enseñanzas que nos va a dejar la crisis del covid-19 es la necesidad de adaptación rápida al cambio que nos hemos visto obligados a desarrollar, tanto los que veníamos aprendiendo como los que por sorpresa se han visto inmersos en los veloces cambios producidos.

Muchas personas están aprovechando este paréntesis para su desarrollo personal y profesional porque hay más consciencia del nuevo mundo profesional que nos encontraremos a la salida, cuando retomemos nuestra “vida habitual”. (a estas alturas ya eres consciente que nada va a ser igual)

Como ya sabes soy una apasionada del emprendimiento, y en mi día a día converso con emprendedores y aspirantes a emprendedor.

Una de nuestras sesiones de mentoría siempre está enfocada en la importancia de la educación y la formación continua para el desarrollo de habilidades blandas, y lo que a mí me gusta llamar distintos tipos de inteligencias.

En la Nueva Era que vivimos el binomio Inteligencia – Éxito debe adaptarse también a los nuevos tiempos, y ajustar lo que entendemos cuando hablamos de inteligencia.

Venimos condicionados (desde que estábamos en la escuela) a que las personas con alto Coeficiente Intelectual (C.I) estaban más capacitados y se les vaticinaba más éxito profesional. Sin embargo podemos observar que no siempre es así. Podemos asegurar que no es suficiente tener un alto CI y que se hace necesario desarrollar distintas inteligencias.

El descuido de la Inteligencia emocional puede arruinar muchas carreras, de hecho, es común encontrar personas con un alto CI  dirigidas por personas más exitosas por su alta Inteligencia Emocional. Por tanto, desarrollar una buena inteligencia emocional mejora nuestras relaciones afectivas y sociales. Facilita el éxito personal y profesional.

Te recomiendo un libro muy básico pero con unas enseñanzas majestuosas por la gran sencillez y validez que contienen. Hablo del famoso Dale Carnegie y su libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”.

La inteligencia Emocional, es una forma de interactuar con el mundo que tiene en cuenta los sentimientos. Engloba habilidades como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental…

Otro tipo de Inteligencia que toma relevancia es la Inteligencia Financiera, te hablaré de ella de manera práctica por supuesto.

Lo primero que debemos entender es que el 5% de la población mundial tiene el 95% de la riqueza a nivel global. No hace falta que te quedes con la cifra. Sólo vamos a hacer deducciones. ¿Sabemos que muy pocos tienen lo mismo que muchos juntos verdad?

Entonces esas personas saben algo que el resto no sabe.

¿crees que esas personas trabajan 100 veces más que tú o que yo?

No claro que no, porque también tienen 24 horas por día.

Tiene que ver con la forma de pensar, con las creencias que tienen sobre el dinero y como lo ganan.

Seguramente a los ricos no les enseñen lo mismo que a la clase media o los pobres. ¿no crees? Y no somos culpables del método con que nos enseñaron porque es como funciona el sistema.

Lo que sí es nuestra responsabilidad ahora es aprenderlo.

No hay falta de dinero, hay falta de conocimiento de cómo ganarlo.

Para desarrollar la Inteligencia financiera te recomiendo al (también famoso) autor Robert Kiyosaki. Tiene más de 20 libros escritos. “El cuadrante del flujo del dinero” es de los primeros recomendados para leer.

Si eres emprendedor o empresario, y si eres aspirante también, conoces el valor de desarrollar las “habilidades blandas”

La mejor inversión que puedes hacer es en ti mismo y desarrollar tu potencial a través de la Inteligencia Emocional, Financiera, Social, Comercial, Empresarial y Liderazgo.

Yo sigo aprendiendo cada día y puedo decir que se ha convertido en “un vicio”, me ayuda a lograr una vida más plena y satisfactoria.

Y como siempre te digo…

A tu disposición si puedo servirte de ayuda.

Un abrazo.

María Jesús Vallejo

 

Las ventas online siguen un crecimiento imparable.

El comercio electrónico en España alcanzó los 12.000 millones de euros en el mejor trimestre  de 2019.

Y en el primer trimestre de 2020 ha superado el crecimiento del 28%.

Muchos negocios ya existentes se están digitalizando y otros ecommerce son de nueva creación.

Como consecuencia de la nueva crisis Covid-19, se está acelerando el traspaso al mundo online, la realidad paralela que cada vez mas negocios están implementando.

Veamos las claves necesarias para crear y obtener un ecommerce de éxito.

Sólo voy a hacer un pequeño repaso, para hacernos una idea de lo necesario para empezar a vender desde nuestra propia tienda online.

1.- Escoge el nicho de mercado al que vas a ayudar. Tus conocimientos y experiencia cuentan.

2.- Elige el nombre de tu tienda, el dominio en Internet y diseña tu marca.

3.- Escoge una buena empresa para alojarlo, tu Hosting es importante porque es quien dará soporte a tu negocio.

4.- Estudia las distintas empresas, marcas o fábricas que te permiten montar tu tienda online. Quédate con productos que ofrezcan garantía de devolución porque la satisfacción de tus clientes es imprescindible para la fidelización.

5.- Usa un buen CMS (Content Management System) para tu tienda. Es el software que te ayuda a gestionar la web.

6.- Añade los métodos de pago. Para ello elige un software fiable, una pasarela de pago altamente segura que ofrezca confianza a los clientes.

7.- Posiciona tu tienda en Internet. Puedes crear un blog, utilizar SEO o diferentes estrategias que situarán tu tienda en los primeros lugares de búsqueda.

8- Vigila tu situación legal. Legalmente sólo puedes vender productos como autónomo o como empresa. Las gestorías te informan adecuadamente.

9.- Crea campañas de publicidad online. Tus clientes están ahí, ahora es cuestión de llegar a ellos y mostrarles cómo tú puedes ayudarles a resolver sus necesidades.

10.- Crea tu estrategia de Marketing Online. Para llegar cada vez a más clientes, debes fidelizar y poder así escalar tu negocio.

 

Después de ver estos pasos básicos no podrás creer que todo esto se puede obtener en un día, tal cual te decía al comenzar este post. Y además añadiendo sin riesgos de inversión.

Soy consciente que puede resultar extraño como también puedo asegurarte que es real.

El tiempo que tardas en crearlo es importante obviamente, como también lo es el sector o nicho de mercado al que te diriges, y para ello es necesario estudiar las tendencias y analizar datos.

Iniciar un negocio tiene su complejidad y normalmente se tarda de 1 a 3 años en obtener rentabilidad, teniendo en cuenta que pasas por todo el proceso de creación desde cero.

En mis 6 años de experiencia como Mentora de Emprendimiento y Negocios Digitales, he estudiado muchos modelos de negocio.

He encontrado la opción más rápida, rentable y fiable dentro del modelo Ecommerce.

Quedo a tu disposición si quieres más información.

 

 

Si leíste el post anterior, ya sabes que es necesaria la creación de un sistema, que funciona en automático, para generar Ingresos Pasivos.

Y para entender en profundidad cómo podemos construir ese sistema que nos va a dar los ingresos pasivos o automatizados, (sin invertir capital y sin riesgos) vamos a conocer, en primer lugar, las 4 únicas formas que existen de generar ingresos.

Posiblemente ya conocerás el cuadrante del flujo del dinero de Robert Kiyosaki:

Sólo hay 4 formas de generar ingresos, ni una más ni una menos:

Empleado, Autónomo, Dueño de negocio e Inversionista. E-A-D-I

En la parte izquierda del cuadrante (E y A) cambian su tiempo por dinero.

El empleado ya sabemos todos que es quien trabaja para una empresa que al final de mes le paga un salario. Y hay quienes se atreven un poco más y deciden trabajar para sí mismos como autoempleados, (piensan ¿para qué voy a darle mi tiempo a otro si puedo trabajar para mí mismo?) y entonces hacen una inversión y se convierten en autoempleado o autónomo, que puede ganar más pero necesita poner su tiempo igual que el empleado, puede ser un abogado que tiene un bufete o un fontanero, un electricista, un ingeniero o un médico….tienen gastos de locales, a veces gastos de empleados y logística, y si ellos no están el negocio no funciona. Si ellos se enferman no producen, no pueden irse de vacaciones un año porque el negocio se para y deja de ganar…es decir, su tiempo y presencia es necesario para generar ingresos. Por no hablar de las circunstancias externas que pueden afectarle temporalmente. Como ya sabes, hay veces que el negocio es dueño de la persona que lo creó en lugar de ser el dueño quien dirige el negocio. Y esto se debe a que su vida  está supeditada a los horarios y las exigencias del negocio.

Y esto es para lo que nos prepara la educación tradicional. Para estar en este cuadrante donde se cambia tiempo por dinero.

Veamos ahora la parte derecha del cuadrante (D y I)

La letra I es de Inversionista, y todos sabemos que invierten dinero para ganar más dinero. Y eso no lo vamos a profundizar porque no es tema que nos ocupa ahora mismo.

Recuerda, nos interesa crear un sistema sin invertir capital, sin correr riesgos de inversión.

En el lado derecho del cuadrante (I y D) no se cambia tiempo por dinero

Vamos a ver la D, es aquí donde nos interesa situarnos porque es donde está el sistema de negocio que puede aprovechar cualquier persona que esté dispuesta a aprender, aunque no tenga capital ni quiera correr riesgos de inversión inicial.

La D son Dueños de negocio, pero no cualquier dueño, no cualquier negocio.

Son negocios que tienen un SISTEMA de trabajo, y aunque el dueño no esté, el sistema sigue funcionando sin él, ¿lo vemos?

Por ejemplo el Sr. Amancio Ortega, gran empresario español que ha construido un imperio. Él no necesita estar en las tiendas trabajando ni en oficinas, y aunque no esté, sigue teniendo beneficios, empezó en nada y con el tiempo y trabajo, creó un sistema que funciona sin su presencia.

La D también son franquicias, como por ejemplo el dueño de la conocida marca McDonald’s, tampoco está y sigue facturando, funciona con un sistema idéntico en cada franquiciado porque ha construido una red de franquicias.

Es decir que la D es DUEÑO DE NEGOCIO CON SISTEMA.

Sistema que permite ingresos automatizados. Un sistema que se ha ido creando con trabajo y tiempo, que ahora les permite vivir con ingresos automatizados y pasivos sin tener que estar presentes para seguir produciendo.

En estos dos sistemas que hemos visto como ejemplo, es necesaria la inversión de capital, quiero que te quedes sólo con la idea práctica del sistema.

Y sintetizando las cuatro formas de generar ingresos llegamos a la conclusión:

E— trabaja para un sistema

A— él es su propio sistema

D— tiene un sistema trabajando para él

I— tiene el dinero trabajando para él

 

¿Te gustaría estar en el cuadrante D? Aquí viene la buena noticia:

Hoy cualquier persona puede situarse en el cuadrante “D”, gracias a Internet, sin invertir capital y sin riesgos, creando un sistema propio para generar ingresos pasivos que te permiten vivir la vida con libertad de tiempo y dinero.

 

Y todo comienza con una educación diferente a la recibimos académicamente.

Lo mismo que un ingeniero, un abogado, un arquitecto… se gradúan como tal para poder ejercer su profesión, igualmente si quieres lograr ingresos pasivos sin invertir capital, debes estar dispuesto a recibir una educación diferente a la tradicional, que esté enfocada en lograr el objetivo de manera práctica, nada de teoría.

Te invito a contactar conmigo y plantearme la manera en que puedo ayudarte.

Un abrazo.

María Jesús Vallejo

 

De todos es sabido que si quieres llegar rápido puedes ir solo, y si quieres llegar lejos debes ir acompañado.

En la vida y en los negocios siempre es recomendable tener mentores que nos guían en el camino.

Cuando te planteas la posibilidad de emprender profesionalmente un negocio debes estar dispuesto a invertir en ti lo primero: Invertir en formación continua, invertir tu tiempo en mejorar habilidades, invertir en conectar con las personas correctas…

El éxito es un proceso y el camino lo eliges tu mismo.

Puedes poner todo el empeño posible, puedes echarle ganas y puedes creer que llegarás a dónde te propongas, y tienes razón, si lo crees así, así será.

Pero no debemos olvidar un ingrediente, en mi opinión, imprescindible para alcanzar metas; es buscar los mentores que estén dispuestos a guiarnos, a alentarnos en el camino cuando las cosas no salen como nos gustaría, a decirnos lo correcto aunque no fuera lo que queremos escuchar.

Los mentores deben haber llegado a donde tú quieres llegar, por el camino que a ti te gustaría recorrer. Y en esta ocasión, voy a reproducir las palabras de uno de mis grandes mentores:

“Lo inteligente no es hacer lo que te gusta, lo inteligente es conseguir que te guste lo que debes hacer”

Cuando haces lo correcto siempre ves la salida, aunque de momento el árbol que tienes delante no te deje ver la luz a través del bosque.

 

Ahora que tenemos recién estrenado año nuevo, nos llenamos de metas, objetivos y propósitos para cumplir.

Yo no te voy a desear feliz año, te voy a desear LA PASIÓN y LA ENERGÍA necesarias para que lo logres. Búscate mentores que acompañen y guíen tu camino y ¡dalo por conseguido!

Alguien dijo: si quieres llegar rápido puedes ir solo, pero si deseas llegar lejos has de ir acompañado.

Llegar lejos y acompañado es, en mi opinión, el propósito del emprendimiento.

No importa que el negocio sea digital. Siempre lo creamos las personas.

La foto simboliza el trabajo diario de construcción, desde las trincheras, desde la base, desde la comunicación.

Una comunicación donde los únicos protagonistas son las personas. Puede ser en una silla, o tomando un café, o tumbados en el césped o la playa, cualquier lugar dónde existe la posibilidad de conectarnos con alguno o todos los sentidos. Vernos y escucharnos es necesario y si sentimos la presencia resulta inmejorable.

Personas que hoy conoces y otras que conocerás en el camino.

Comunicar puede parecer sencillo a primera vista. ¡Te diré que para mí es todo un arte!

Un arte que requiere ponerse en los zapatos de la persona que te escucha, para desde ahí poder transmitir una visión que le puede transformar la vida.

Comunicar es transmitir no solo con palabras, es escuchar, es ayudar a ver, es hacerse entender, es tocar la vida de otra persona para aportarle valor.

Estamos transmitiendo nuestra opción de Emprendimiento Digital por toda España.

Tenemos las generaciones más formadas académicamente de la historia,

y como paradoja también tenemos las peores condiciones del mercado laboral.

La educación tradicional no nos enseña principios y valores para el éxito personal y profesional,

por eso hoy la autoeducación se hace más valorable que nunca antes.

Cada vez se unen a nosotros más profesionales de distintos sectores como economistas, médicos, ingenieros, maestros, abogados…

profesionales con varias titulaciones académicas o con ninguna específica.

Y todos tenemos algo común que nos une: mejorar nuestras vidas y la de nuestras familias.